El cabello suele caerse más en los cambios de estación. No obstante, si observas que ocurre durante todo el año, quizá pueda deberse a carencias nutricionales en tu dieta.

La caída del cabello es una cuestión que preocupa tanto a hombres como a mujeres. El término de “champú anti caída” no deja de ser un reclamo comercial. No tienen ningún efecto demostrado sobre la pérdida de cabello, las marcas juegan con los sentimientos de las personas que sufren este problema. Todos los días los medios de comunicación nos ofrecen productos milagrosos para revitalizar y restaurar nuestro cabello . Hay nuevos productos que salen todo el tiempo con nuevas fórmulas para ayudar a mejorar las puntas abiertas y aumentar el brillo, pero de lo que la mayoría de las personas no se dan cuenta es que una de las maneras más fáciles de mejorar la salud del cabello y evitar su pérdida es mediante la modificación de su dieta. La implementación de ciertos alimentos no solo sirve para alimentar nuestro cuerpo, también puede ayudar a mejorar nuestra  salud capilar.

Existen nutrientes y ciertos suplementos de vitaminas y minerales que pueden mejorar un cabello poco saludable, débil y quebradizo. El tipo de alimentación, la forma en la que comemos y los alimentos que forman habitualmente parte de nuestros menús tienen un efecto directo sobre el estado de nuestro pelo y son un aspecto clave para conseguir una buena salud capilar. Está demostrado que un déficit alimenticio o tener unos niveles inadecuados de vitaminas necesarias para el pelo se traduce en un cabello débil, frágil, quebradizo y que se cae con facilidad, de ahí que el factor nutricional sea tenido muy en cuenta como causa de la pérdida de cabello.

En mi caso, desde que tomo mis cápsulas Premium, que me ayudan a completar mi dieta y me aportan los nutrientes que necesitamos a diario, he notado progresivamente una mejoría general: ha frenado la caída del cabello, mi pelo está más fuerte, más denso y lo noto mucho más sano. Recientemente, desde que hemos incorporado nuestro producto estrella, las cápsulas omega, mi cabello tiene más brillo y más elasticidad. Y ahora luce un aspecto sedoso e hidratado.

¿QUÉ ALIMENTOS SON BUENOS PARA EL PELO?

Una parte estructural del pelo está compuesta por proteínas, que son un factor esencial. De forma frecuente una de las causas de la debilidad y pérdida del cabello es un incorrecto aporte nutricional. Tanto una dieta vegetariana como un ayuno y una dieta hipercalórica, si no son controladas por un especialista, pueden ocasionar la pérdida del pelo.

Las últimas investigaciones realizadas al respecto han permitido elaborar una lista recomendada con los alimentos que resultan indispensables para lucir un pelo bonito y sano. Todos ellos tienen en común una importante acción antioxidante, que retrasa el envejecimiento cutáneo y capilar y minimiza sus efectos (debilitamiento y mayor predisposición a la caída en el caso del pelo) y aportan algunas de las sustancias que resultan más determinantes para asegurar una buena salud capilar, como son los ácidos grasos Omega 3, las proteínas y minerales como el hierro y el zinc.

Según los expertos, los alimentos más recomendables son los frutos del bosque (especialmente los arándanos), el salmón (rico en ácidos grasos Omega 3, indispensables para la correcta hidratación interna del pelo y los tejidos); espinacas y verduras de hoja verde (a su cóctel de sustancias antioxidantes une el hierro, mineral clave para prevenir los estados carenciales que desencadenan buena parte de las alopecias femeninas); ostras (ricas en zinc, un mineral cuyo déficit favorece el efluvio telógeno crónico); nueces (su elevado contenido con ácidos grasos Omega 3 y vitamina E tiene un efecto inmediato en el cabello, añadiéndole cuerpo y brillo); legumbres(especialmente las lentejas, ricas en proteínas vegetales que favorecen el correcto crecimiento del cabello y buena fuente de hierro y zinc); huevos (aportan proteínas indispensables para la salud capilar) y lácteos bajos en grasa, que son la principal fuente nutricional de calcio, otro de los minerales implicados en el proceso de crecimiento capilar.

Lo más conveniente es conjuntar todos estos comestibles en una cantidad conveniente (no en demasía) toda vez que comemos. Sobre todo pocas proteínas, muchas verduras y, cuando menos, una fruta al día. No debemos olvidar el aceite de oliva, que es un potente antioxidante

Además de perder pelo por una mala dieta, el estrés mantenido y el seguimiento de un régimen de adelgazamiento estricto suelen ser otras de las causas que desencadenan la caída del cabello, sobre todo en el caso de las mujeres. Este tipo de alimentación se basa en la restricción de determinados grupos de alimentados, lo que da lugar a la aparición de déficits que no tardan en manifestarse en el estado del cabello.

Por tanto, todos los hábitos que favorezcan el relax, la alimentación equilibrada y, también, la práctica de ejercicio (para oxigenar adecuadamente todo el organismo, bulbo capilar incluido) suponen el mejor plan de acción para mantener el cabello en buen estado y evitar la caída.

OTRAS AYUDAS ANTE LA CAÍDA DEL CABELLO
  • Lavar el cabello con frecuencia.
  • En los casos de pelo graso, también se recomiendan lavados frecuentes, para reducir el sebo de la superficie del cuero cabelludo.
  • En los casos de caspa y grasa, cuando el pelo se lava con frecuencia, es aconsejable alternar un champú de tratamiento con otro champú de uso frecuente. Con los dos champús hay que hacer 2 enjabonadas. A la segunda, hay que dejar la espuma de 2 a 3 minutos, sin friccionar. El peine debe ser de dientes anchos y separados. Deben evitarse los cepillos metálicos.
  • Proteger adecuadamente el cabello del sol sobre todo en verano que es la época del año en la que más castigamos el cuero cabelludo.
  • Tomar Biotina; la biotina la encontramos en grandes cantidades en la levadura de cerveza, los filetes de hígado y los huevos (siempre y cuando estén cocinados, ya que si el huevo está crudo nuestro cuerpo no absorbe la biotina).
  • Tomar hierro lo encontramos en carnes, pescado y huevos y en alimentos de origen no animal, como las lentejas y las espinacas, pero en este caso es un hierro que se absorbe poco. Para absorber ese hierro hay que tomar mucha vitamina C.

Lo normal es que se  caigan entre 40 y 100 pelos al día. Si llevas una dieta equilibrada y se te cae cabello por encima de estas cantidades, hazte una análisis de sangre y visita a tu dermatólogo.