Ya estamos a sólo dos meses para lucir esos short de infarto y nuestro espectacular bikini, el verano a la vuelta de la esquina y … OMG!! Esos dichosos hoyuelos ahí siguen, en las piernas, en el trasero e incluso en brazos y vientre. Esta celulitis no entiende de tallas, un antiestético problema que afecta a la gran mayoría de mujeres ya sean delgadas o más rellenitas. La buena noticia es que estoy desarrollando algo en exclusiva para todas vosotras, podréis tenerlo en mi próximo post.

Primero entremos en materia, ¿qué es realmente esta celulitis o piel de naranja? La celulitis es una acumulación de tejido adiposo, una inflamación del tejido celular que se encuentra bajo la piel. Esto hace que nuestra piel se vea irregular. Un problema común al cuál mujeres de todo el mundo, y sobre todo en estas fechas, buscan una solución mágica y ultra rápida. ¿Cuanto has gastado a lo largo de tu vida en combatir este problema? Cremas carísimas, tratamientos de todo tipo… Todos sabemos que la solución es algo más natural, un cambio en nuestro estilo de vida. Un cambio que no debemos adoptar unicamente en los meses que se acercan al verano, sino todo el año.

Existen novedosos tratamientos en cabina como la Mesoterapia, el Drenaje linfático, Cyclone, Carboxiterapia, la Luz Led… La ciencia no deja de correr en la lucha contra la celulitis, pero siempre caemos en el mismo error: ¡creer en la magia! Los tratamientos en cabina pueden ser buenos y efectivos, pero siempre hay que acompañarlos de un trabajo por nuestra parte, haciendo unos simples cambios que nos ayudarán a prolongar los efectos de este nuevo y caro tratamiento que nos hemos realizado.

Cuando nuestro poder adquisitivo es menor, recurrimos a las míticas cremas anticelulíticas. Nos embadurnamos de ella dia y noche en las zonas a tratar esperando que, por sí solas, actúen y eliminen nuestra celulitis sin ningún esfuerzo por nuestra parte. Como lo típico de:  “me tomo estas pastillas quema grasas y espero en el sofá a que actúen por mi”. Mejores y peores las hemos probado de todo tipo. Pueden sernos de gran ayuda si las usamos como un arma más para luchar contra ella.

Me encanta el termino de Nutricosmética (muchas me habéis preguntado ya por privado por esto), es importante acompañar estos tratamientos, ya sean de cabina o en casa con cremas, con una cosmética natural a través de una nutrición de calidad, ¿recordáis eso de “para estar guapa por fuera tienes primero que estar guapa y sana por dentro”? Pensad algo, muchas de las cremas, ya sean del tipo que sean, actúan en la mitad de la primera capa de la piel (epidermis). Tenemos que actuar desde el interior hacia el exterior pasando por todas las capas de la piel (dermis y hipodermis), para esto nos podemos ayudar con esta nutricosmética, con un alimentación de calidad que se proyecte desde dentro hacia afuera.

Todas sabemos, hoy día, cuáles son esos hábitos de vida saludable que podemos adoptar para decir adiós a la celulitis, alimentación, deporte… Hábitos y pequeños cambios que cada día os traigo en el blog para gozar de un cuerpo bonito pero sobre todo saludable. Es cierto que hay personas que necesitan una ayuda extra, por eso pensando en vosotras, he desarrollado junto con mis compañeros un programa completo y fácil que podréis hacer sin salir de casa, algunas de vosotras ya lo habéis experimentado en vuestra piel con unos resultados asombrosos, en un tiempo record y sin hacer ningún sacrificio, como me comentaba alguna.

¿Tienes ocho semanas y ganas de decir bye bye a la celulitis? Entonces ya lo tienes todo!

FullSizeRender-2FullSizeRender-4

FullSizeRender-3

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su navegación y ofrecerle una mejor experiencia online. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.