Se acerca Halloween y seguro que no paras de ver calabazas por la calle y en el supermercado… La calabaza es uno de los vegetales de otoño por excelencia. Esta verdura está presente en muchas de nuestras recetas, está deliciosa y es muy fácil de cocinar. Por eso voy a darte a conocer algunas de las propiedades de la calabaza, un vegetal digno de respetar.

La calabaza se caracteriza por ser una verdura sumamente sana y saludable, que además de ser beneficiosa es ideal en dietas de adelgazamiento, por ser baja en calorías. Rica en agua, fibra y beta-caroteno, la calabaza cuenta con una serie de beneficios, propiedades, y virtudes nutricionales sumamente interesantes. Aunque encontramos muchas variedades, la más común tiene la corteza de color verde y la pulpa anaranjada.

Si buscas una verdura o un vegetal que pueda ser muy bajo en calorías, especialmente porque sigues una dieta de adelgazamiento, no hay duda que las calabazas pueden convertirse en una sabia y muy buena elección.

En países como México o Estados Unidos es una hortaliza realmente popular, que como bien sabes es muy utilizada a la hora de decorar las casas para celebrar Halloween en noviembre.

Beneficios de la calabaza

La calabaza destaca desde un primer momento porque posee un bajo aporte de calorías; mientras que su alto contenido en agua y en fibra las hacen ideales, precisamente, no sólo para aquellas personas que sigan una dieta de adelgazamiento, sino para los que sufren de retención de líquidos o de estreñimiento.

Eso sin contar que no posee muchos hidratos de carbono y escasa cantidad de grasas, por lo que su contenido en fibra la convierten además en un alimento muy saciante, a la vez que ideal para el correcto funcionamiento del tránsito intestinal.

También cuenta con vitaminas y minerales, entre las cuales destacan la presencia de la vitamina A, E y C, y un importante aporte de antioxidantes. Por lo tanto el consumo de calabaza:

  • Aporta vitaminas antioxidantes A, E y C, además de magnesio, calcio, potasio, fósforo y hierro.
  • Tiene un efecto diurético, pudiendo ser utilizada en casos de trastornos urinarios.
  • Es una buena fuente de fibra, que además de digestiva produce saciedad.
  • Estimula la función del páncreas, ya que ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre
  • Colabora en la eliminación de la mucosidad en bronquios, pulmones y garganta
  • Ayuda a fortalecer el sistema inmunitario gracias a su alta cantidad de antioxidantes
  • Desintoxica el cuerpo si se bebe un zumo de calabaza
  • Elimina el estreñimiento por su alto contenido en fibras
  • Ayuda a reducir el colesterol
  • Protege el corazón de sufrir un infarto (por el ácido fólico que presenta). Su alto contenido de vitamina C, fibra, y potasio, apoya en su conjunto a la salud del corazón. El consumo adecuado de potasio es casi tan importante como la disminución de la ingesta de sodio para el tratamiento de la hipertensión. Entre los alimentos ricos en potasio se encuentran la calabaza, el melón, la piña o las naranjas.
  • Ayuda a la fertilidad: Si lo que te preocupa es que tu alimentación menoscabe tu fertilidad, la calabaza, las espinacas o la remolacha pueden ser tus grandes aliadas, según un estudio de la Escuela de Medicina de Harvard. Además, los betacarotenos de la calabaza también son esenciales durante el embarazo y la lactancia.
  • Cuida la salud de tus ojos: El antioxidante por excelencia, la vitamina C, la vitamina E y los beta-carotenos se encuentran presentes en la calabaza y han demostrado ser excelentes herramientas para cuidar la salud ocular y prevenir el daño degenerativo.
  • Refuerza el sistema inmunitario: Los alimentos vegetales, como la calabaza, que son ricos en vitamina C y beta-carotenos ofrecen un impulso a nuestro sistema inmunitario gracias a su poderosa combinación de nutrientes.
  • Ayuda contra el cáncer: En particular la calabaza ha resultado tener beneficios muy positivos para el cáncer de próstata. Los beta-carotenos de la calabaza también han dado resultados ejemplares contra el cáncer de colon. Otros alimentos ricos en beta-carotenos son el melocotón, los cítricos, las acelgas o la sandía.

Componentes y vitaminas

Este maravilloso vegetal nos aporta:

  • Cumarinas: con propiedades antioxidantes, que neutralizan los radicales libres.
  • Licopeno: se encuentra en la pulpa de la calabaza y permite reducir las probabilidades de padecer cáncer (próstata, pulmón, cuello del útero, estómago o vejiga). Disminuye el colesterol.
  • Vitamina C: 100 gramos diarios de calabaza aporta la mitad de vitamina A que nuestro cuerpo necesita. Además, ayudan a un buen funcionamiento del aparato circulatorio, evitando la ateroclerosis, por ejemplo.
  • Ácido fólico: interviene a favor del sistema nervioso, ayuda al corazón a neutralizar la homocisteina, responsable de los ataques cardíacos.
  • Zinc: sus semillas son ricas en cinc, por lo que pueden ser utilizadas tanto para reforzar el sistema inmunitario como para expulsar parásitos intestinales.
  • Agua: su alta cantidad de agua convierte a la calabaza en un alimento ideal para las dietas, siendo a su vez muy saciante. Previene la retención de líquidos, la obesidad y la formación de cálculos renales.

 

Otros usos de la calabaza

Puede ser utilizada de múltiples maneras, ya sea su pulpa o sus semillas. Asimismo, con compresas de zumo de calabaza, por ejemplo, podremos tratar quemaduras o erisipelas. La pulpa junto con aceite de oliva es muy bueno para combatir dolores por el reuma, se hacen fricciones en la zona afectada. Tajadas de calabaza cruda en la cabeza calma la migraña o jaqueca.

Si la hervimos, podemos usarla como un desinflamante o para bajar la fiebre, además, un macerado de la pulpa con aceite se puede utilizar como aplicación externa para hemorroides. La savia de la calabaza es ideal para tratar manchas y cicatrices del rostro.

Las semillas, por su parte, se consideran calmantes y refrescantes. Si se consumen molidas con un poco de azúcar, se convertirá en un excelente purgante.


http://bit.ly/2gD04o2

http://bit.ly/2wiK9S2

http://bit.ly/2yLZPSk