Queridas mujeres

En el día Internacional de la Mujer, conmemoramos la vida y la superación de millones de mujeres que a lo largo de la historia han trabajado para conseguir que, al menos una parte de este mundo, fuese mejor gracias a su esfuerzo.

Movimientos sociales, grupos feministas etc, se hacen oír y reclaman cada día nuestros derechos como mujeres, madres….etc. para que nuestra participación en la sociedad sea cada vez más valorada, en límites de igualdad.

Es cierto que estos grupos a veces crean polémicas, o ensucian y enmarañan buenos propósitos. Desde mi punto de vista, conmemorar este día es bueno porque no queremos ser mejores que… simplemente que se reconozca nuestro sitio y nuestra labor a lo largo de los tiempos. No se trata de feminismo o machismo, sino de igualdad de oportunidades. No se trata de decir que hay que demostrar más por el hecho de ser mujer, pero si así fuese, también lo hemos demostrado.

Desde nuestro modelo de negocio, lanzamos el movimiento Mamás Emprendedoras, que surgió al observar que las personas que se unían a nuestro negocio eran mujeres, madres luchadoras que no se conformaban con la vida que les había tocado, sino que querían más… más para su familia, sus hijos y, por supuesto, para ellas. Mujeres que empezaron a sentirse valoradas profesional y económicamente como merecían, que encontraron su sitio como directivas de una gran multinacional, un trabajo que les permitió conciliar vida laboral y profesional, sin dejar de ser ellas y sin dejar de luchar por sus sueños.

En VenusLifestyle aportamos nuestro granito de arena y promovemos la conciliación familiar y un estilo de vida adaptado a la actualidad, pesando principalmente en las madres trabajadoras, o amas de casa que buscan su hueco en la sociedad

Quiero desde aquí hacer un llamamiento a todas aquellas mujeres (madres o no) que luchan cada día por sacar su hogar y su familia adelante, o buscan su hueco en la sociedad trabajando duro (en la oficina o en sus casas), mujeres que sabéis que podéis aspirar a mucho más que a un trabajo mediocre de 8:00 a 15:00 donde cobrar mil euros. Deciros que, al igual que nosotras lo hemos conseguido, vosotras también podéis construir un gran negocio millonario desde vuestras casas.

Hoy en especial quiero dedicaros este día a vosotras, mis compañeras, he de decir que sois el orgullo más grande que tengo en mi negocio, vuestras historias de superación, el día a día trabajando juntas… habéis conseguido que yo también saque lo mejor de mí misma. Tenemos una labor que no acabará nunca, conseguir ayudar a muchas mujeres a que consigan lo que nosotras estamos consiguiendo. Sólo puedo deciros gracias, gracias por ser como sois, gracias por ser las mujeres más maravillosas que he conocido.